libro

10 grandes errores que cometen las personas al tratar de adelgazar y como evitarlos

Ingresa tu nombre y correo electrónico y recibe gratis el informe con los errores más comunes al querer adelgazar y las recomendaciones de como evitarlos.

La Nutella y el Miedo

salí en busca de la Nutella, me la comí sin notar nada raro por dos días. No fue hasta el domingo en la noche que relacioné las ganas de comer Nutella con el MIEDO que estaba sintiendo al estar tan cerca de todos esos tristes y estresantes recuerdos.

Ver más

10 reglas para tener una mejor salud

Menos alcohol más te´ Menos carne más vegetales Menos sal, más vinagre Menos azúcar, más fruta Menos tragar, más masticar Menos palabras, más acción Menos avaricia, más dar Menos preocupaciones, más dormir Menos manejar, más caminar Menos rabia, más risa

Ver más

Nuestro cuerpo es sabio, el efecto coca cola nos confunde

Nuestro cuerpo sabe lo que es bueno para él, tras haber sobrevivido más de 200 millones de años de evolución  sabe intuitivamente lo que es bueno y lo que le es nocivo. Al igual que los animales en la selva que saben distinguir de una fruta venenosa y de otra comestible nosotros también poseemos en […]

Ver más
Testimonios
  • "La instrucción de Yoly me ayudó a entender que caemos en sobrepeso y obesidad básicamente por falta de información y conocimiento sobre la alimentación"
    Mirtha Zerpa
  • "Yoly me ayudó a comprender la razón por la cual  comía dulces de forma compulsiva. Entendí también como crear mi propio plan de alimentación y eliminar la obsesión por el azúcar"
    Miriam Guzmán
  • Acerca de Yoly

    Cada quien tiene su propia historia y del como comenzó la obsesión personal por su peso, siempre tuve la convicción que cuando fuera flaca todos mis problemas, tristezas y frustraciones se resolverían y me sentiría bien finalmente conmigo misma. Ser flaca fue mi primera obsesión. Fui a muchos doctores para adelgazar, tome toda clase de pastillas, te y dietas locas donde adelgazaba pero al terminarlas volvía a comer pero cada vez con más fervor, más rabia y más desesperación. Comenzó mi segunda obsesión: “la comida”